Médica Sur

Hospital Médica Sur Hospital Médica Sur

Joint Commission International Miembro de la Red de Atención Médica de Mayo Clinic Médica Sur

Home > Patients and visitors > Educación al paciente > Tips de salud > Manual de lactancia materna

Manual de lactancia materna

 

    Lactancia y Trabajo

Aunque trabajes es posible dar leche materna a tu bebé ya sea con biberón y con tu pecho. Es recomendable que en tu incapacidad laboral y recuperación post-parto, respetes la libre demanda y no darle biberón para asegurar que tu producción sea suficiente.

Una semana antes de entrar al trabajo empezar a darle una toma de tu leche con biberón, de preferencia alguien que no seas tú, para que no sea tan drástico el cambio.

En tu lugar de trabajo a la hora que le toca la toma a tu bebé vas a sentir los pechos llenos, es cuando te debes extraer la leche y almacenarla etiquetándola con la fecha para así se la dejes para el siguiente día que tu ya no estas con él.

Conforme ya no tengas el estimulo del bebé, tienes que seguir extrayendo la leche a una hora especifica para que no disminuya tu producción.

Cuando salgas de casa procura que lo ultimo que hagas es darle el pecho a tu bebé antes de dejarlo, y cuando regreses sea lo primero que hagas cuando lo veas. Te puedes ayudar usando un rebozo que te da libertad de tener las manos desocupadas y atender al bebé también.

Lo que resta de día y la noche y fines de semana darle a libre demanda y exclusivamente tú pecho. Esta es la forma de garantizar que puedas amamantar a tu bebé un lapso suficiente para que reciba los beneficios de salud a lo largo de su vida. La Organización Mundial de la Salud OMS habla de dar lactancia exclusiva por 6 meses como mínimo y 2 años con papillas.

En Médica Sur nos esforzamos por estar cada vez más cerca de ti. Por ello, en la Clínica de Lactancia Materna, contamos con todo lo necesario para brindarte la mejor atención y asesoría para amamantar a tu bebé. Todo esto, avalado por nuestra excelencia en servicios médicos, así como por la calidez humana que nos distingue. En este manual te ofrecemos algunos consejos importantes para que disfrutes esta nueva y enriquecedora etapa de la vida junto a tu pequeño.

 

    ¿Cómo lograr un buen inicio?

Amamantar a tu bebé es darle el mejor alimento, en cuanto a calidad, temperatura, composición y equilibrio de sus nutrimentos, además es la mejor manera de establecer una relación con él.

Inicia tan pronto como te sea posible. Así se estimula la producción de leche, que funciona por el principio de la oferta y la demanda, es decir, cuanto más amamantes, más leche produces. Tu bebé necesita ser amamantado día y noche, en intervalos que van de dos a cinco horas, dependiendo de la demanda del pequeño.

Si tienes gemelos, al principio amamántalos de forma separada y luego, cuando adquieras más práctica, de manera simultánea.

 

    ¿Por qué amamantar a tu bebé?


Ventajas para el bebé

  • Los nutrimentos (proteínas, carbohidratos, lípidos, vitaminas, minerales y agua). Contenidos en la leche materna se encuentran en la cantidad y proporción que tu bebé necesita.
  • Protege al bebé de infecciones respiratorias e intestinales.
  • Los bebés amamantados sufren menos alergias.
  • Previene la obesidad Infantil.
  • Favorece el desarrollo maxilo-facial.
  • Favorece el vínculo madre-hijo.

Ventajas para la Mamá

  • Ayuda a que el útero regrese a su forma y tamaño normal.
  • Disminuyen las hemorragias postparto.
  • Disminuye la incidencia de padecer cáncer de ovario o mama.
  • Disminuye la incidencia de padecer osteoporosis.
  • La madre recupera más rápido su peso previo al embarazo.
  • Ahorra tiempo: no se necesita comprar, preparar y esterilizar biberones.
  • La leche está a la temperatura adecuada.

    Conservación de la leche materna

  • Conserva la leche en un biberón esterilizado bien tapado.
  • Utiliza un recipiente distinto y limpio cada vez que extraigas la leche.
  • Al terminar de extraer la leche, cierra el recipiente y marca con una etiqueta el día y hora de extracción.
  • Ubícalo en la parte más fría del refrigerador, y la puedes dejar por un período de 48 horas hasta 5 días. Si no dispones de un refrigerador, coloca el recipiente en un lugar fresco, protegido de la luz del sol, durante un período máximo de 6 horas.
  • Puedes juntar la leche extraída en distintos momentos de un día, siempre y cuando esté a la misma temperatura. Una vez que ya esté fría, si no la vas a utilizar la puedes pasar al congelador.
  • En un congelador con puerta independiente del refrigerador, la leche dura 3 a 6 meses sin perder sus propiedades; en uno integrado, 15 días.
  • Para descongelar, pasa la leche del congelador al refrigerador la noche anterior; para descongelar en el momento, coloca el recipiente bajo un chorro de agua fría hasta que se descongele. Cuando la leche se enfría la grasa se separa del agua, hay que agitarla para integrarla. Una vez descongelada la leche no se debe volver a congelar y se debe utilizar por las siguientes 24 horas como máximo.
  • Cuando vayas a utilizar la leche extraída, caliéntala a baño maría durante unos minutos. No lo hagas en el horno de microondas, ni directamente en el fuego, porque pierde sus propiedades.
  • Cuando estas utilizando tu leche almacenada puedes juntar las tomas descongeladas de distintos días para darle en una toma a tu bebé. Para recolectar este calostro o leche, busca un recipiente que este limpio con boca ancha que pueda atrapar el goteo y eventuales chorros de leche que saldrán, para almacenar esta leche utiliza un recipiente esterilizado con tapa.

Extracción con tiraleche

  • Lava muy bien tus manos con agua y jabón
  • Todas las partes del extractor deben estar lavadas con agua caliente y jabón.
  • Los recipientes donde vas a recolectar la leche tienen que estar esterilizados. Para alimentar a tu bebé, cuando no está contigo y mantener la producción de leche, debes extraer la leche con la misma frecuencia con la que amamantarías a tu pequeño, o un mínimo de 6 veces en 24 horas. Ya que es importante el descanso para la producción, en la noche dormir lo más posible.

    ¿Cuándo inicia la producción de leche?

Desde los 7 meses de embarazo la glándula mamaria empieza a producir leche materna (pre-calostro). Esta secreción puede pasar desapercibida por la madre.

En cuanto nace el bebé y se desprende la placenta, hay un cambio hormonal drástico, que desencadena la producción del calostro. Cuando el bebé es acercado al pecho y empieza a succionar el pezón el calostro empieza a salir para alimentarlo. Aunque la madre no sienta ni vea nada.

Conforme pasen los días la leche que produzcan tus pechos irá cambiando en su composición y volumen para adecuarse a los requerimientos del bebé.

El calostro se produce desde antes del nacimiento y dura aproximadamente unos 5 días después. En este inicio el bebé debe succionar el pecho por lo menos de 10 a 15 minutos cada pecho o hasta que se suelte del pezón. Entonces las tomas serán cada 1 ½ a 2 horas, esta libre demanda se va regulando a lapsos más espaciados conforme los pechos van produciendo más leche.

Después ya el bebé aumentara el tiempo de succión al pecho hasta vaciarlo. Es importante que el bebé vacié bien el pecho, ya que al inicio la toma es de leche más ligera (leche inicial) y después de 10 minutos tiene mayor contenido de grasa (leche final), garantizando que el pequeño quede satisfecho.

A mayor vaciamiento= mayor producción de leche.


    Técnica para la Lactancia

¿Cuáles son las posiciones más frecuentes para amamantar?

Acunado
Acúnalo en tu brazo, recargando su cabeza sobre tu antebrazo. Asegúrate que su oreja, hombro y cadera se encuentren en línea recta y su estómago de frente a tu abdomen.

 



Balón de fútbol
Sostén su espalda sobre tu antebrazo, mientras tomas su nuca con la palma de tu mano. Acomoda al bebé entre tu brazo con su estómago frente a tu costado. Con la otra mano sostén tu pecho.




Acostada
Recuéstate de lado con una almohada apoyando tu espalda, acomoda al bebé con su estómago frente a ti. Sostén tu pecho con tu mano libre y ofrécelo al bebé.

 

    Mastitis


Si presentas congestión mamaria, dolor localizado en una zona enrojecida, y fiebre mayor de 37.5° C, puede tratarse de una infección.Consulta a tu médico.

Si es una mastitis realizar todos los pasos que se recomiendan para solucionar el problema de obstrucción de conductos. No suspender el amamantamiento.

 

    Recolección y almacenamiento de leche materna

¿Qué hacer si la madre no puede tener contacto con su bebé para amamantarlo?

El calostro empieza a salir en los primeros 5 días del nacimiento del bebé, sea un bebé de termino o prematuro.

Es más fácil que el calostro secrete de los pechos con la succión del bebé y si no estas en contacto con él, usar un tiraleche en esta etapa no es efectivo. Se recomienda realizar extracción manual.

¿Como preparar los senos?

  • Masajear firmemente el pecho usando los dedos en forma circular, aplicando fomentos húmedos calientes antes del masaje.
  • Toma tu pecho entre tu pulgar y tu dedo índice y medio, ve recorriendo desde la parte externa del seno hacia la areola como si estuvieras recorriendo los rayos de una bicicleta.
  • Sacude ambos pechos suavemente inclinándote hacia delante.

Extracción Manual

Coloca tu pecho, entre el pulgar y los dedos índice y medio justo atrás de la areola, oprime el pecho y desliza tus dedos hacia delante oprimiendo el borde de la areola, con dirección hacia el pezón.

    ¿Por qué se obstruyen los conductos lactíferos y qué hacer?

La obstrucción de un conducto se manifiesta como un área muy sensible de la mama o como una masa dolorosa y roja, debido a:

  • Amamantas de un solo pecho.
  • La ropa o brassiere ejercen presión sobre tus pechos.
  • Oprimes con los dedos el seno para despejar la nariz de tu bebé.
  • Ejerces presión en el pecho al dormir.
  • Te saltas o retrasas tomas.
  • Estás en el proceso de destetar.

Cómo solucionar este problema:

  • Antes de amamantar, aplica calor húmedo sobre tus pechos, por 10 minutos y masajea suavemente en círculos, toma tus senos sobre la palma de tus manos y sacúdelos suavemente, relájate.
  • Amamanta primero del lado afectado para ayudar a vaciarlo.
  • Revisa que tu bebé este tomando la mayor parte de la areola y el pezón de manera adecuada.
  • Aplica compresas de hielo después de amamantar.
  • Cambia de posición al pequeño en cada toma, para permitir un mejor vaciado de los conductos.
  • Si no estas en contacto con tu bebé utiliza un extractor de leche, para vaciar el pecho.

    Colocación del bebé al pecho

  • Siéntate de forma que tu espalda este bien apoyada y revisa que tus hombros estén relajados y echados hacia atrás.Utiliza una almohada para dar soporte a tu brazo mientras estés amamantando.
  • Dale forma a tu pezón comprimiendo ligeramente con tus dedos pulgar e índice.
  • Acomoda a tu bebé de forma que su nariz este frente al pezón, con su estómago de frente a tu abdomen.
  • Con tu mano libre sostén el pecho por fuera de la areola ya sea entre tus dedos índice y medio formando una “V”, o pulgar y tus otros dedos, formando una “C”.
  • Roza el labio superior del bebé para provocar el reflejo de búsqueda y que abra su boca tan grande como si estuviera bostezando. Acerca al bebé al pecho con un movimiento rápido y abrupto para que el pezón llegue hasta adentro de su boca.
  • Alterna los pechos, empieza siempre por el que terminaste.

¿Cómo desprender al bebé del pecho?

Inserta con suavidad uno de tus dedos por la comisura de la boca para liberar el vacío, rompiendo la succión. Así evitarás que tu pezón se agriete.

 

    ¿Cómo saber que el bebé está bien prendido al pecho?


La nariz y barbilla deben estar tocando o muy cerca del pecho. • Los labios del bebé están hacia afuera para formar un sello con la parte húmeda de los mismos.

    ¿Qué hacer cuando los pezones se agrietaron?

  • Procura que el bebé abra bien la boca para abarcar lo más que se pueda de la areola.
  • Unta tu leche al pezón varias veces durante el día.
  • También se puede aplicar después del amamantamiento leche materna o lanolina no se tienen que retirar, antes de volver a amamantar.
  • Cada vez que tengas oportunidad deja tus pezones lubricados con tu leche o lanolina al aire.
  • Dale baños de sol a tus pezones durante 5 minutos varias veces al día.
  • Disminuye el tiempo de succión en el pezón lastimado, Termina de vaciarlo manualmente o con tira leche, para evitar que disminuya la producción.
  • Varía la posición en la que amamantas.
  • Uso de pezonera: Solamente cuando el pezón es invertido, plano y el bebé no puede engancharse, o si el bebé es prematuro o tiene una succión deficiente.

    ¿Qué hacer en caso de estar enferma o estás tomando medicamentos?

En caso de que presentes algún tipo de enfermedad, recuerda no automedicarte. Si bien es cierto que la mayoría de los medicamentos son compatibles con la lactancia, es preferible consultarlo con tu médico o pediatra.

No suspender la lactancia.

    ¿Qué es la congestión mamaria y qué hacer si aparece?

Alrededor de 48 a 72 horas los senos se sienten inflamados, turgentes, se pueden poner rojos, doler y a veces ocasionar síntomas parecidos al resfriado (cuerpo cortado y fiebre no más de 37.5°), conocido como plétora, bajada de leche o golpe de leche.

Como aliviar estas molestias:

  • Desde este momento se debe amamantar al bebé constantemente.
  • Aplicar fomentos calientes húmedos por 10 minutos antes de poner al bebé o un tiraleche (manual o eléctrico).
  • Aplicar compresas frías, fomentos de hielo picado después de que el bebé comió o se extrajo la leche.
  • Este malestar dura aproximadamente unos 4 días.

    Inconvenientes por el uso de biberón o fórmula para la lactancia

No se recomienda el uso del biberón en las primeras cuatro semanas esto ocasiona una confusión en la técnica de succión del bebé, lo cual desfavorece la ingesta eficiente de leche que hace el recién nacido al seno materno.

No se debe complementar con fórmula en estos días, ya que se corre el riesgo de disminuir la producción que necesita el bebé para estar satisfecho.

La leche materna se digiere más fácil y rápido que la leche de formula. Por lo que el bebé a pecho materno pide más frecuente, lo que hace que los senos produzcan la suficiente cantidad para que él quede satisfecho.

    ¿Qué alimentación debes tener?

  • Tu dieta deber ser balanceada incluyendo todos los grupos de alimentos.
  • Aumentar unas 500 kilocalorías extras a tu dieta..
  • La hidratación es muy importante, tomar 2 litros de agua extra a los líquidos que tomas con tus comidas.
  • No exagerar en: grasas, irritantes, picantes, lácteos y estimulantes (chocolate, café y té). Sobre todo el primer mes de vida de tu bebé.
  • Es falso que algún alimento especial ayude a producir más leche.
  • En caso de que alguno de los padres padezca alguna alergia, es recomendable que elimine algunos alimentos de su dieta como: cacahuates, nueces, mariscos, cítricos, lácteos, huevo, chocolate.
  • Consultar con el especialista.
  • Mejora la técnica, que la adhesión sea más profunda.
  • Despréndelo del pecho siempre rompiendo la succión.

 

    ¿Con que frecuencia debo amamantar a mi bebé?

  • A libre demanda: Cada vez que el bebé muestre signos de apetito como chuparse las manitas, estar inquieto, y llorar.
  • Debe alimentarse al menos 8 a 12 veces en 24 horas.
  • Es importante que un bebé menor de 1 mes no pase lapsos de más de 3 horas sin comer. Pero es factible que tenga algún lapso de sueño más largo, por lo que es recomendable que la mamá duerma al mismo ritmo del bebé (los bebés en el primer mes y medio tienden a dormir más de día que en la noche).
  • Si el bebé tiene alguna molestia podría querer aliviarse pidiendo el pecho más seguido también. Verificar porque esta molesto.
  • Con el transcurrir de las 3 primeras semanas se empieza a establecer un horario regular para el sueño y alimentación.
  • Existen brotes de crecimiento del bebé en donde necesita alimentarse más seguido por unos días, esto desconcierta a la madre ya que puede sentir que la producción de leche se ve disminuida por el vaciado frecuente del los senos. Coinciden en los primeros 15 días, 11/2, 3 y 6 meses.

    ¿Cómo saber que el bebé se está alimentando bien?

  • Verificar que el bebé succione continuo con pausas ocasionales.
  • Escuchar que el bebé trague la leche, esto sucede a partir del tercer día antes se ven movimientos en su garganta solamente.
  • El bebé tiene brazos y piernas relajadas mientras amamanta.
  • El pecho se va ablandando mientras avanza la toma de leche.
  • El bebé se duerme cuando lo metes a la cuna.
  • Al quinto día de nacido el bebé debe estar orinando 6 pañales y evacuando por lo menos 2 veces en 24 horas, ya debe haber eliminado el meconio, sus evacuaciones son amarillentas semilíquidas muchas veces con grumos de leche.

    ¿Cómo estimular al bebé para que logre extraer leche
      efectivamente del pecho materno?

  • Descubrir al bebé quitando las cobijas y algo de ropa.
  • Cambiar el pañal.
  • Extraer unas gotas de leche, oprimiendo con tu dedo pulgar e índice desde el borde de la areola, hacia tu pezón y ofrecerle esa gota a que la pruebe. Generar el reflejo de búsqueda en el bebé, acercándolo al pecho. • Si el bebé no despierta para succionar o se queda dormido al hacerlo, realizar un masaje circular en sus mejillas, masajear su espalda, o estimular con un apretón suave un pie.

    ¿Cómo eructar al bebé?

Cuando tu bebé termine de comer, ahueca tu mano y con suavidad dale palmadas sobre su espalda de 1 a 3 minutos. Él puede estar sentado, acostado o sobre tu hombro.

Algunos bebés no eructan porque no tragaron aire, esto es normal.